La lluvia y los tambores se fusionaron en el oriente

Previous
Next

“Escucho el cielo sonando, parece que va a llover, tronando lluvia a lo lejos, un tambor que es para usted”. Así sentenció la noche la orquesta Clandeskina, que pese al aguacero que cayó en el oriente de Cali, puso a sonar todos los tambores para entusiasmar al público caleño, que con capas, sombrillas o totalmente mojados, siguieron bailando al son que les tocaban.

Miguel Murillo y Leo Rodríguez, vocalistas de Clandeskina agradecieron la oportunidad de cantarle al oriente de Cali. Esta agrupación con 14 años en el mercado y recordando la tradición salsera de los años 70, calentaron motores con su éxito “Sonando el tambor”

“Nos encanta estar en esta verbena, es un espacio para la paz y la reconciliación de gente luchadora y resiliente, pese al aguacero, se quedaron acompañándonos” comentó Miguel Murillo.

Para los artistas y agrupaciones del oriente de Cali, que tuvieron la oportunidad de participar en la verbena, es un orgullo cantar para su gente y desean que Corfecali siga conservando esta descentralización de la feria.

“Nací en Tuluá, pero me crie en el oriente de Cali y me conecto muy bien con el género salsa choke y todo lo que tiene que ver con música urbana. Estamos muy agradecidos con la Alcaldía de Cali y con Corfecali por dejarnos presentar este género.  Es una gran oportunidad para poder compartir con el público después de dos años de esta pandemia, los invitamos a que disfruten del último día de la verbena, porque no sabemos que viene en el 2022” afirmó Friky Flow, el propio, al terminar su presentación en la tarima del oriente.

Junto a ellos se presentaron importantes academias de salsa de la capital salsera de Colombia y agrupaciones locales que aprovecharon el espacio generoso de la Unidad Deportiva Mariano Ramos para lucirse en el escenario.

“La estamos pasando muy rico, la música está muy chévere, todos reunidos y muy felices. Venimos desde Bogotá y venimos a pasar la Feria de Cali y la estamos pasando muy rico”. Expresó Janeth Bermúdez.

Y es que ya sólo queda un día de verbena, después de cuatro días con diversidad de artistas, mucha salsa, timba y melómanos, el jueves se cerrará con homenaje al Petronio Álvarez.

“Vine con toda mi familia a disfrutar de la feria, sin importar la lluvia, porque esta verbena ha traído buenos artistas y es gratuita” comentó Jefferson Arbeláez.

Al ingreso de la Unidad Mariano Ramos, se dispuso de un punto de vacunación y una unidad móvil de pruebas Covid 19, como se ha realizado en los diferentes eventos principales de la Feria de Cali.

Varios asistentes, para poder entrar a los conciertos, decidieron dar el primer paso y vacunarse. “Es mi primera dosis, me vacuné porque es necesario y porque ya se requiere para todo.” Explicó Santiago Álvarez, quien también afirma haberlo hecho por temor a la variante Ómicron.

“Vine a hacerme la prueba porque varios de mis familiares han presentado gripa y hay que salir de dudas para celebrar esta época con tranquilidad con la familia, teniendo la seguridad de que no somos portadores, ni que vamos a contagiar a los demás”. Afirmó Johan Collazos.

Christian Álvarez se vacunó antes de ingresar a la verbena y aprovechó el punto de vacunación de la secretaría de salud. “Con ganas de disfrutar de la feria y para estar más tranquilo y cuidar a mi familia. Fue mi primera dosis y no me dolió”.

Así mismo, los animadores de los conciertos están promoviendo los protocolos de bioseguridad y el disfrute de la feria, defendiendo la vida.

153 visitas a esta página